Proceso de fabricación de la baldosa hidráulica

Nuestra baldosa hidráulica se fabrica preparando una pasta en la que se mezcla polvo de mármol blanco, cemento blanco, arenilla y pigmentos de primera calidad. Aplicando a toda esta mezcla la presión adecuada con una prensa hidráulica se produce el calor suficiente para fundir los materiales de la mezcla y solidificar la baldosa. Este proceso de fabricación mediante presión con prensa hidráulica es el que le da nombre a la baldosa hidráulica.

Una vez prensada la baldosa se sumerge durante 24 horas en agua y, pasado este tiempo, se deja secar durante un mínimo de 28 días para endurecer la baldosa hidráulica y que pierda toda la humedad y así prevenir roturas durante su transporte.